Aditivos antibacterianos

Aditivos Antibacterianos

La exposición constante a las bacterias es una realidad que se debe controlar hoy en día. Los microorganismos patógenos están presentes en muchos ambientes y objetos de uso cotidiano como por ejemplo, textiles, bandejas, superficies, etc. Pero el cuidado y la prevención es más sencilla de lo que parece.

Los aditivos antibacterianos son compuestos con capacidad para inhibir el crecimiento de bacterias y constituyen una nueva vía que garantiza la prevención de contaminación por bacterias.

Bactiblock ofrece un amplio abanico de soluciones antimicrobianas a través de sus aditivos antibacterianos que inhiben el crecimiento de hongos y bacterias cuando éstos son incorporados en distintos tipos de productos o materiales finales como polímeros, cerámicas, textiles, espumas, filtros, pinturas y muchos otros.

Descripción de aditivos antibacterianos

Los aditivos antibacterianos se pueden clasificar en dos tipos según la acción que ejerce sobre las bacterias: bacteriostáticos y bactericidas. Los antibacterianos bacteriostáticos impiden el crecimiento de estas, mientras que los bactericidas son aquellos que eliminan a las bacterias. 

Los aditivos antibacterianos pueden ser compuestos orgánicos o inorgánicos. Bactiblock fabrica materias primas activas inorgánicas basadas en cobre o plata, aportando propiedades antimicrobianas a más largo plazo. En comparación con los antimicrobianos orgánicos, como lejías o alcoholes, tienen mayor duración y aportando eficacia antimicrobiana por más tiempo.

¿Cómo actúan los aditivos antibacterianos?

Los aditivos antibacterianos pueden actuar de varias formas en las bacterias, en la pared celular para evitar su crecimiento, sobre la membrana celular para que sea permeable y que el principio tenga acceso al interior, en el ADN de la bacteria para dañar su estructura o sobre los ribosomas para que no sea capaz de sintetizar las proteínas que la mantienen con vida.

Bactiblock tiene patentada una tecnología gracias a la cual la plata es liberada más lentamente obteniendo resultados positivos a largo plazo frente a las bacterias.

Las experiencias realizadas con los productos fabricados por Bactiblock permiten demostrar que, la población de bacterias se reduce en gran medida en un compuesto con aditivo antibacteriano respecto uno sin el aditivo tras la adición de una pequeña concentración de aditivos antibacterianos.

Además, los aditivos antimicrobianos basados en plata actúan frente a un amplio rango de hongos, bacterias e incluso virus.

Se pueden añadir fácilmente en el proceso de fabricación de los distintos materiales aportando propiedades antibacterianas al material final.

El resultado de todo es un entorno más higiénico, permitiendo la no proliferación de microbios y por tanto la reducción de alergias e infecciones.

Cerámica antibacteriana

Cada vez son más las personas que confirmación su preocupación por la presencia de microorganismos patógenos en las superficies y entornos cotidianos. Las infecciones por contacto son desgraciadamente una realidad.

Afortunadamente en la actualidad existen soluciones en el mercado capaces de garantizar superficies antibacterianas y totalmente protegidas. La cerámica antibacteriana, los plásticos antimicrobianos o las pinturas antimicrobianas son soluciones que pueden hacer nuestra vida mucho más segura y saludable.

No olvidemos que la limpieza no siempre implica desinfección. Por este motivo pintar nuestro hogar o nuestra oficina con pinturas antimicrobianas, utilizar objetos plásticos antimicrobianos en la cocina o para los niños o la inclusión de cerámicas antimicrobianas en nuestros WC, son hábitos muy recomendables, que sin duda nos ayudarán a mejora nuestra salud, garantizando un conjunto de superficies antibacterianas libres de patógenos.

Crear espacios más seguros mediante la implantación de superficies antibacterianas o incluso antivirales es uno de los retos de nuestro tiempo. Fabricantes de todo el mundo están incorporando aditivos antimicrobianos en sus procesos productivos con el objetivo de proporcionar soluciones adaptadas a las demandas de los consumidores y usuarios más exigentes.

Podemos encontrar cada vez más fácilmente cerámica antibacteriana, plásticos antimicrobianos y pinturas antimicrobianas con las mismas propiedades mecánicas y aspecto a los que estamos acostumbrados, pero incorporando adicionalmente esta nueva funcionalidad.

Además, cada vez es más habitual identificar en sitios públicos objetos y superficies inteligentes tratados con aditivos antimicrobianos independientemente del material de base: cerámica antibacteriana, plásticos antimicrobianos o pinturas antimicrobianas. Podemos concluir, pues que las superficies antimicrobianas son ya una realidad en nuestra sociedad.

Autovía Logroño Km 7,4

Pol. Ind. Europa 2, nave 1
50011 Zaragoza - ESPAÑA

Autovía Logroño Km 18

Pol. Ind. Los Leones, naves 22-23
50298 Pinseque (Zaragoza) - ESPAÑA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies